domingo, 21 de julio de 2013

Luces de candileja

En tu corazón, albergas tinta o sangre,
bombeas sueños o verdades.
Estás hecho de besos o de versos,
respiras aire o ilusión.

En el hatillo sentimientos,
y tira millas hacia la perdición.

Astillas de papel, y encajes desgarrados,
esquirlas de vino, y restos de bordados.
Puntillas demacradas, la cubertería en llantos,
luces de candileja, susurros de un candelabro.

A las arañas del techo, no les queda luz,
y las cortinas de terciopelo, no pueden ni moverse.

Los tapices, a zarpazos, gimen que lo vieron.
Las columnas, antes dóricas, lo sufrieron.

En sus grietas, se cuenta la historia.
El desastre, su única memoria.

La caída del imperio de tu risa,
y de la curvatura de tus labios,
el declive de una brisa,
no es culpa de los años.

Cuentan las líneas, el cuento de un alma, que se dio a torcer.
Que se inyectaba todas las realidades menos la propia,
no pudo ser.


A.C.J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario