lunes, 2 de septiembre de 2013

Aún por mecer.

Ahora que calla la luna,
el crepitar de las notas viejas,
marchitas aquellas letras,
que no saben qué decir.

Es ahora, que pareces dormir,
cuando vengo a susurrar,
de las cavernas que hay en mí,
mis ecos de frialdad.

Mis grietas de amor, justicia, y soledad.
Mis piedras, son mil, caminos por andar.

Sonreír, se puede sonreír,
hasta que el sol deje de brillar.
Pero lo de vivir, eso,
 necesita más continuidad.

Mis vacíos, mis avernos,
mil abismos.
Mis miedos, mis inviernos,
son los mismos.

Las palabras, para agujerear la piel.
Los clavos, serán esta vez cincel.

A tratar, antecedentes de futuro,
 futuros de antes de ayer.
Gestos deleznables,
motivos, para dejarlos ver.

Razones, para ser.
Dolor, hay que crecer.

Risas, para saber,
que la cuna de cada mañana,
está aún por mecer.
 A.C.J.



No hay comentarios:

Publicar un comentario