viernes, 17 de enero de 2014

<< Te voy a escribir la canción más bonita del mundo >>

Me dijo mientras me cantaba feliz cumpleaños. 


" Hay situaciones en las que el caos salta por los aires, te estremeces ante el estallido, y piensas que nada puede ir a peor.
Entre tanto desconcierto, elevas la cabeza, todo da un vuelco y caes en la cuenta de que ha nacido una estrella, en consecuencia de toda la revolución.
Hoy es el aniversario de una de ellas.

Lisensiada, te haces ''oficialmente'' adulta, aún así, yo te deseo que crezcas, siempre, en muchas direcciones, pero que sólo te hagas mayor en edad, para que sigas presenciando la vida con la misma ilusión que vestía tus ojos hace no demasiados inviernos, sólo que sin tantas sorpresas.

Y que nadie te arrebate el don de interpretar silencios y desencadenar con las letras, querellas por dentro. Que vivas más que sueñes, que te haga alzar la vista un cielo sereno e inédito, que llueva afuera y, al ser posible, nunca adentro. Que seas tal y como quieras ser, y que si alguien te cambia, que sea a mejor. Que se te engarcen entre las pestañas más sonrisas que amagos, más anhelos que lágrimas, que no te marquen los relojes. Que conquistes corazones, cumbres, cuartillas. Y que la vida sepa bailar contigo sin pisarte.

¡¡Mil felicidades!! 
PD: un placer haber compartido estos años contigo, ¡que sean unos cuantos más! " 



                                                                                                           Ana Revuelta Fernández. 



Menos comúnmente conocida como ángel de la guarda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario