miércoles, 24 de diciembre de 2014

Entre las clases que te perdiste



¿Recuerdas?

¿Recuerdas las noches subiendo cuestas interminables?
 ¿Los vasos chocando, urdiendo sus planes?

¿Recuerdas la estación? ¿Aquella tarde esperando a nadie?
                                                             ¿Recuerdas Burdeos?                                                                                        
                                                                  ¿Y sus luces?                                                                                                              
   ¿La plaza? ¿Los paseos?

                                                         ¿Te acuerdas de mi cumpleaños?                                                                
 ¿De alguno de ellos?

¿De la estrella fugaz? ¿De la canción que no queríamos que dejara de sonar?

¿Te acuerdas de los abrazos cortos, los cafés largos, y la sonrisa de ‘te voy a matar’?
¿Recuerdas las conversaciones sobre nada? ¿Las películas, los planes para escapar?

¿Recuerdas alguno de todos esos momentos en los que debiste estar,
y  en los que no estuviste?

Por supuesto que no.
Imposible. 

Pero yo sí.
Todos, a decir verdad.

Y no porque ningún mal sentimiento
los haya marcado,
al contrario,
en realidad.

Nítidos y claros
ellos  nunca se han querido marchar.


 Y es que cada uno
fue una clase magistral,
 una lección
ácida,  áspera, a veces precoz,
Y
aún con todo,


Excepcional.

   A.C.J.

No hay comentarios:

Publicar un comentario