lunes, 29 de diciembre de 2014

Póstumo


Voy a hablarte bajito,
a modo de confesión para todo un auditorio,
con palabras cortas y sencillas,
y mirándote a la cara,
aunque tú no veas nada.

Y antes de que empiece a llover,
y caigan misiles antiaéreos
 de los que sólo chocan contra mí,
te anticipo que me voy.

Que fuiste, eres, y serás,
 la misma persona que nunca ha sabido pronunciarse de una forma simple y sincera,
 y también la misma persona que viste por dentro una calidad inmensa
inmersa
y oculta.

Te anticipo que me voy sin equipaje,
porque quiero ser ligera,
tener un alma irrefrenable
que no vuelva  a vararse.

Que viaje en globo,
que guarde pensamientos en una petaca,
y que siempre cante, y no hable
con nadie 
de ti.

Que viva con las manos llenas de tinta
 y que respire arte.
Que sepa siempre valorarse.

Y si ves un detalle por tu cumpleaños,
y quizás  otras fechas importantes,
no hará falta que contestes
porque estaré ilocalizable.

Y, no voy a mentir,
me gustaría que algún día
recuerdes que te ofrecí
magia anti-rutina,
y ganas de vivir.

Pero, ante todo,
 si algo me gustaría que fueras,
es
 feliz.





                                             A.C.J.










No hay comentarios:

Publicar un comentario