jueves, 20 de agosto de 2015

No me interesa.

« No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma »
Jiddu Krishnamurti




No me interesa
formar parte un mundo
en el que la individualidad
ha sucumbido al
rebaño.

En el que el tiempo
pasa a golpe de teclado,
los recuerdos
son terabytes;
y la vida,
 un puñado
de datos.

No me interesa tener
el mejor vestuario,
ni gastar mi futuro
(y muy hipotético)
 salario 
en renovar
una, y otra, y otra
vez
un armario.

Que ya está lleno; atestado,
para disimular
 un interior estanco,
muerto,
y empolvado
con kilos 
de mascarilla
antiarrugas,
antivida,
antiaños...

Que evitan
que al mirarte al espejo
recuerdes que tus días 
pasan en vano.

No me interesa.

No aspiro a casarme,
ni a tener una gran casa,
ni formar una familia
es mi meta.

Mi culmen en la vida
no es una hipoteca.

Y la libertad...
no quiero pagarla por letras.

Lo siento,
sé que no es lo que se espera.

Pero no me interesa.

Que sí, 
que sí. Que todo llega.
No pretendo planear
ni decidir lo que me espera.

Pero,
si de todas formas tengo que morir,
no quiero hacerlo a vuestra manera.

Así que...
quedaos siempre en casa;
no os rebeléis nunca
y no hagáis acto de presencia.

Aceptad lo que viene
sin querer (jamás, por Dios)
darle la vuelta.

Cumplid siempre las reglas
por absurdas que sean;
incluso las no escritas,
las que solo están en vuestra cabeza.

Quedaos,
quedaos en esa cómoda indiferencia.

No me interesa.

Quedaos con vuestra vida
caminando de puntillas,
y seguid con las competiciones:
a ver quién abre menos 
la cabeza.

Con vuestras calles cerradas,
los guiones pautados,
y los teatros de marionetas.

Los prejuicios,
los miedos,
y todas,
todas vuestras incoherencias.

¡¡¡Quedáoslo,
quedáoslo,
quedáoslo !!!

Porque a mí ...

no me interesa.

A.C.J.











2 comentarios: